top of page

Investiga uy señala que el escenario de la ciencia en la Rendición de Cuentas es “mucho peor”

En un comunicado titulado “Dejando a la ciencia por el camino”, la Asociación de Investigadoras e Investigadores del Uruguay (Investiga uy) plantea que la Rendición de Cuentas es peor aún que la pasada, cuando les preocupó “el magro aumento en la inversión pública en I+D”.


Si por algo se destacó el proyecto de Rendición de Cuentas 2023 en temas relacionados con la ciencia y la investigación fue por no dedicarle prácticamente ninguna atención. Ante este panorama, era de esperarse que organizaciones y colectivos relacionados a la ciencia comenzaran a expresarse el respecto. Así lo hizo Rodrigo Arim, rector de la Universidad de la República, institución que realiza la mayor parte de la investigación científica de Uruguay, ante la falta de incremento presupuestal que compromete la generación de conocimiento. Este miércoles la Asociación de Investigadoras e Investigadores del Uruguay, denominada Investiga uy, hizo pública su postura ante el proyecto de Rendición de Cuentas enviado por el Ejecutivo al Parlamento en una nota titulada “Dejando a la ciencia por el camino”. Allí recuerdan que “en la Rendición de Cuentas 2022 Investiga uy había manifestado su preocupación por el magro aumento en la inversión pública en I+D, lo que hacía la meta de alcanzar el 1% muy lejana en el tiempo”, y afirman que la presente rendición “nos encuentra ante un escenario mucho peor”.


“Luego de analizar la propuesta del Poder Ejecutivo, concluimos que las referencias a artículos que fomenten el desarrollo del sector de I+D son muy pocas”, sostienen, y pasan a detallarlas: “Un programa de apoyo a la participación de jóvenes investigadores en Congresos Latinoamericanos, con un monto de USD 12 mil (art. 247)”, “la puesta en funcionamiento del Parque Tecnológico Regional Norte (art. 392-399) con USD 50 mil”, “cinco artículos referidos al funcionamiento del Inumet [Instituto Uruguayo de Meteorología] (art. 368-372), sin reforzar su presupuesto” y “cinco artículos referidos a los mecanismos de compras de las instituciones de investigación (art. 50 y 438)”.

Por tanto, resumen que en la presente Rendición de Cuentas “sólo se incluye un refuerzo de USD 62 mil al desarrollo de I+D”, cifra que pasan a porcentaje del PIB aunque advierten que es algo “ridículo”, ya que implica “un incremento de 0,0001%” del PIB. Luego, en la nota Investiga uy señala que “razones para invertir en I+D abundan” y, tras citar que en una reciente encuesta de la Agencia Nacional de Investigación e Innovación “79% de la población considera que se debería aumentar el gasto en ciencia”, sostienen que “los ejemplos sobran para fundamentar esta posición”, apuntando a que “las dos crisis que ha vivido el Uruguay en los últimos tres años”, la de “la pandemia y la crisis hídrica”, tienen “una base y una solución que se apoyan en la investigación científico-tecnológica”.

También sostiene que “durante más de un año el Ministerio de Educación y Cultura ha promovido un estudio y debate sobre el reordenamiento institucional del área de Ciencia, Tecnología e Innovación, en el que participaron más de cien referentes del sector estatal, público y privado”, teniendo así “un completo diagnóstico de la situación crítica, del bajo desarrollo e inversión en el sector”, a la vez de que se formularon “una serie de propuestas por parte de las instituciones participantes”, pero afirman que “nada de eso se ve reflejado en esta propuesta presupuestal para 2024-2025”. De esta manera, lamentan que serán “dos años más sin poder revertir el estancamiento, y hasta retroceso, en el sector de I+D”. Investiga uy no sólo plantea esta crítica al proyecto de Rendición de Cuentas, sino que recuerda que con motivo de la pasada rendición realizaron “una serie de propuestas concretas sobre dónde invertir, las que se mantienen vigentes”, y ahora agregan que deberían sumarse a ellas “refuerzos para programas de organismos como Pedeciba, IPMon, IIBCE, INIA, LATU, UTEC y Udelar”. También recuerdan que han presentado “una propuesta de reordenamiento del sistema de investigación e innovación para el Uruguay que incluye la creación de un ministerio que lidere el sistema y que haga las propuestas presupuestales para el sector”. La nota finaliza enfatizando que “el fortalecimiento y la jerarquización del sistema de I+D a escala nacional es el motor que hará posible transitar hacia un Desarrollo Sostenible basado en el Conocimiento” y señalando que “un refuerzo presupuestal insignificante NO ES EL CAMINO” (las mayúsculas pertenecen al texto el original). Aun así, no pierden la esperanza: “Quedamos a la espera de que el Parlamento pueda revertir parcialmente esta preocupante asignación”, puntualizan.



Publicado el 12 de julio de 2023

2 minutos de lectura

INIA La Estanzuela, en el departamento de Colonia (archivo, diciembre de 2019).

Foto: Mariana Greif

7 visualizaciones0 comentarios
bottom of page